Presoterapia

PRESOTERAPIA

La función principal de la presoterapia es la activación del sistema linfático, que es el encargado de la eliminación de grasas y toxinas del cuerpo. La presión ejercida por la máquina de presoterapia gracias a la cobertura es capaz de romper las acumulaciones de grasa localizada. Estas células rotas se dirigen al sistema linfático y son eliminadas de manera completamente natural.

Por tanto, este tratamiento obtiene muy buenos resultados como método complementario de un programa de adelgazamiento.

Son muchas las aplicaciones de la presoterapia en medicina médico estética.

  • Eliminación de grasas y toxinas tanto en zonas localizadas (glúteos, piernas, abdomen, brazos) como en la totalidad del cuerpo.
  • Reducción de la celulitis en glúteos, piernas y abdomen.
  • Tratamiento indicado para mejorar varices.
  • Corrección de la retención de líquidos. Igual que con las grasas y las toxinas, el masaje mediante la presión de aire ayuda a eliminar el líquido retenido.
  • Ayuda a la eliminación de edemas y linfoedemas
  • Complemento a la liposucción para ayudar al cuerpo a eliminar las grasas residuales y recuperar el tono y elasticidad.

El masaje se limita a aplicar presión. No es en absoluto agresivo y sí muy beneficioso. No obstante, se desaconseja en los siguientes casos:

30 minutos

Se recomiendan DIEZ sesiones de aplicación semanal. A valorar problemas que tenga el paciente la frecuencia puede ser mayor

Personas con piernas cansadas, trabajos estáticos, mala circulación, retención de líquidos, complemento a otros tratamientos reductores…

Reducir la pesadez en las piernas, la retención de líquidos, mejorar el aspecto de la piel…